sábado, 30 de abril de 2011

Boda Real de William y Kate, el evento del siglo!

La boda del príncipe Guillermo y la princesa Catalina se colocó entre los 10 eventos con mayor audiencia en Reino Unido, ya que más de 24 millones de británicos siguieron ayer el enlace real por televisión, radio e internet.

La cifra corresponde a la audiencia que registraron las cadenas British Broadcasting Corporation (BBC) y la televisión privada ITV, que concentraron el 99 por ciento de ese total, informó este sábado la oficina de investigación de audiencia en medios BARB.

La “Beeb”, proveedor oficial de las imágenes de la boda real, estimó de su lado 24.5 millones de espectadores en el país, sin embargo ambos cálculos constituyen un récord de audiencia en la historia de Reino Unido, que cuenta con más de 62 millones de habitantes.

Con ello el enlace real se colocó entre los 10 eventos más vistos en el país, detrás de la Copa del Mundo de 1966 (32.3 millones), los funerales de la princesa Diana de Gales en 1997 (32.1 millones) y la boda del príncipe Carlos y Diana en 1981 (28.3 millones).


El gobierno británico estimó por su parte que el acontecimiento en la abadía de Westminster tuvo hasta dos millones de telespectadores en el mundo entero, pero sólo en Francia se reportó una audiencia aproximada de 4.25 millones de personas.




La policía estimó a su vez un millón de personas en las calles de Londres para observar la procesión real de la abadía de Westminster al Palacio de Buckingham, donde tuvo lugar la recepción, reportó la BBC.

A continuación mostramos los detalles que pasarán para la historia en la Boda Real

Anillo. El anillo de bodas de Kate lo fabricó con oro de Gales la compañía Wartski, la cual tiene vínculos muy añejos con la familia real. Esa sortija fue la única en la ceremonia nupcial debido a que Guillermo decidió no llevar una.

Títulos. William y Kate recibieron ayer su primer regalo de bodas por parte de la reina: los títulos de duque y duquesa de Cambridge.

Poligamia. Se dice que el rey Msuati III de Suazilandia, invitado a la ceremonia en representación de un Estado miembro de la Commonwealth, asistió con sus 14 esposas.

Más invitados. Los novios decidieron invitar a 100 ciudadanos al azar a la celebración de su matrimonio. Según la prensa londinense, la pareja buscaba que los ingleses participaran y vivieran con ellos este gran día.

Seguridad. 5 mil policías integraron el dispositivo que resguardó a la familia real.

Basura. Se calcula que serán cerca de 140 toneladas de residuos, equivalentes al peso de unos 50 Rolls-Royce, los que el Consejo de la ciudad de Westminster tendrá que recoger a lo largo de la ruta de la procesión real.

Damitas. La más joven de las damas de honor de Kate tiene tres añitos, y una de ellas fue la nieta de Camila (foto), segunda esposa de Carlos, el padre de Guillermo.

Redes sociales. 2 millones 700 mil es la cantidad aproximada de mensajes que se habían posteado ayer en Twitter sobre la boda real. Y la cifra aumentaba con las horas.

Campamento. Fueron cerca de 120 dólares (unas 75 libras) las que se cobraron para que las personas acampara en el parque Clapham Common; se cree que unas diez mil personas durmieron ahí por tres días con el único propósito de ser testigos del paso de los novios.

Pasteles. Fueron ocho pisos los que tuvo el pastel para la boda real, hecho a partir de 17 pasteles de fruta.

Fiestas. 5 mil 500 fiestas callejeras se organizaron ayer en todo Inglaterra.

Arrestos. Elementos de seguridad arrestaron a tres personas al sur de Londres el jueves por la noche, bajo sospecha de asociación ilícita para causar desorden público y alterar la paz. Ayer, otras 15 personas fueron arrestadas

Espectadores. Se estima de 2 mil 200 millones de personas en el mundo observaron por televisión el acontecimiento.

 Testigos. De acuerdo con datos de la policía londinense, más de un millón de personas se congregaron ayer en Londres para ser testigos del recorrido del cortejo nupcial.

Vestido. La sucesora de Alexander McQueen, Sarah Burton, diseñó el esperado vestido de boda blanco con mangas de encaje y larga cola que lleva Kate Middleton este viernes para casarse con el príncipe Guillermo en la abadía de Westminster de Londres. Burton ya tuvo relación con la familia real cuando en 2005 creó el traje de novia de la nuera de Camila, Sara Buys, quien estaría al parecer asesorando a Kate en materia de moda y estilo.


En el camino de la competencia por vestir a la novia del año quedó Sophie Cranston, diseñadora de la línea Libélula, una de las marcas de ropa favoritas de Kate. "Libélula tiene la política empresarial de no comentar ninguno de los trabajos que realiza para clientes privados, pero debido a la atención mediática sin precedentes nos gustaría hacer la siguiente afirmación: No estamos diseñando el vestido de boda de Kate Middleton. Nosotros, como todos, no podemos esperar para ver quién es el diseñador", dijo la compañía.



Auto. El príncipe Guillermo y su nueva esposa Catalina efectuaron una inesperada salida en un auto Aston Martin, el viernes por la tarde, para ir del palacio de Buckingham hasta su residencia londinense.


Hacia las 14H45 GMT, el príncipe Guillermo apareció ante las cámaras al volante del deportivo azul marino de su padre, el príncipe Carlos, y circuló por la famosa avenida Mall, prohibida al tráfico durante la jornada, para gran entusiasmo de la muchedumbre. A su lado, Kate Middleton, que aún llevaba su elegante pero sencillo vestido de novia diseñado por Sarah Burton, saludaba con la mano a los paseantes.


El coche llevaba una matrícula en la que podía leerse "JU5T WED" ("recién casados", aunque con un cinco en lugar de la S) y acarreaba globos multicolores. En el capó había una "L", que indica la presencia de un joven conductor.


Video de los momentos mas memorables (via BBC)
video